You are here
Home > Blog >

First Look: Dying Light para Nintendo Switch.

Después de varios meses de espera, por fin llegó uno de los juegos de zombies más queridos por los fans a la consola híbrida de Nintendo, por lo que nosotros ya probamos “Dying Light” para Switch, y aquí te traemos nuestras impresiones.

Recordemos que este videojuego se estrenó en el 2015 para Xbox One, PC y PlayStation 4, sin embargo, este año se lanzó para la consola Nintendo Switch, esto para acompañar el lanzamiento de “Dying Light 2” el próximo febrero.

El juego tiene la misma historia y gameplay que el título para las otras consolas, por lo que no encontrarás diferencias en este punto. Eso sí, debes tomar en cuenta que no podrás grabar videos desde tu consola, siendo uno de los recortes que sufrió el título para que se pudiera jugar aquí. Sin embargo, lo importante es que la versión de Switch viene con todo el contenido DLC como atuendos, armas y recetas para fabricar consumibles poderosos.

El rendimiento de “Dying Light” en portátil es muy bueno, y aunque no puedes esperar gráficos muy detallados o un desempeño veloz, la realidad es que la calidad visual y los 30 cuadros por segundo estables, lo convierten en un juego que se disfruta sin ralentizaciones, bajones de cuadros o dificultad para ver enemigos e identificar objetos y escenarios con los que interactuar.

En el modo televisión, solamente obtenemos una ligera mejora de gráficos y el rendimiento se mantiene en los 30 cuadros por segundo, ya que, en propias palabras de los desarrolladores, optaron por dejar este desempeño estable y no aumentarlo para tener la mejor experiencia.

El apartado online funciona de la misma forma que el juego original, donde te podrán invadir los demás jugadores o aumentar la dificultad de los zombis que te encuentres, sin embargo, la conectividad no es la mejor, sobre todo si estás alejado de tu señal de internet. Aunque siempre tienes la opción de jugarlo sin conexión.

Para la compatibilidad en accesorios, este juego funciona con cualquier mando Pro, alámbrico o inalámbrico, así como con cualquier par de joycons, aclarando que no es posible usar solo uno para jugar, ya que requieres de todos los botones que ofrece un mando completo.

Entonces… ¿vale la pena? Completamente, ya que “Dying Light” es por sí mismo un gran juego, y la gran virtud que ofrece la versión para Nintendo Switch es que lo puedes jugar en cualquier lugar sin perder la opción de jugarlo también en tu TV.

Por ello, le damos una calificación de 8.

Top